farmacia carretera de cadiz malaga
La botica de doña Ana Carretera de Cadiz Málaga

Nuestra Historia

Todo empezó con algo tan pequeño y a su vez tan grande… Y es que Ana Gil Flores es la protagonista de todo esto. Desde pequeña siempre ha tenido esa vocación, que algunos, pese a intentar imitarla opino que es algo innato y dificil de seguir.

Ana o Doña Ana, como siempre la han llamado, empezó sus estudios de Farmacia en la Universidad de Granada en 1965. En aquellos tiempos, no era fácil que una mujer estudiara fuera de casa, pero tanto ella como sus padres, tenían muy claro que era necesario. Fue un esfuerzo, eran otros tiempos, no había tanta comunicación ni facilidad de transporte. 

Valencia, su ciudad natal, era un mundo diferente y lejano.  Lo que tengo claro, es que lo consiguió y pronto destacaría por su capacidad para mejorar e hizo lo difícil muy fácil.

farmacia abierta malaga orla
farmacia málaga clinica

Al terminar la universidad, volvió a sus orígenes, adquiriendo una plaza en el Hospital Clínico de Valencia, como farmacéutica hospitalaria y allí pudo empezar a “ayudar”, porque esa era su única meta, “ayudar” a sus pacientes, a sus compañeros y a sus amigos, viéndose recompensada con un ascenso como jefa clínica de la farmacia hospitalaria.

 

Llegada de nuestra farmacia a Málaga

Poco tiempo después, el amor hizo que lo dejara todo para empezar en Málaga, desde una pequeña oficina de farmacia en el malagueño barrio de Alaska, junto al conocido barrio pescador de Huelin. Todavía estaba la caseta donde se vendían algunos pisos y locales del barrio.

No fue fácil, pues, tras un parón por enfermedad, en el que ésta vez la que tenía que ser ayudada era ella, y fue en el mismo hospital en el que ejercía, donde la cuidaron, la mimaron y con el apoyo de su familia  y de la medicina, superó una grave enfermedad, la cual por aquel entonces, nadie esperaba ese milagro. Pero el plan de Ana estaba escrito y era ese continuo “ayudar”. Se puso la bata, y sola empezó a ser la nueva farmacéutica del barrio.

Es difícil sentenciar algo tan directo, en algo tan público como estas letras, pero puedo gritar

que fue un constante apoyo a un barrio golpeado por crisis, inundaciones y situaciones adversas. Siguió en pie y empezó a transformarse en lo que hoy todavía es, Doña Ana. La oficina de farmacia ha tenido varias modificaciones, pero siempre la misma cara, la misma premisa de colaboración y de ayuda.

.

La botica de doña Ana hoy en día

Tras 40 años de profesión, de sonrisas y de alguna lágrima, decidió cerrar el libro de la Farmacia para dejarnos este legado. La verdad, es que lo he tenido tan fácil y a su vez tan difícil, seguir la senda, simplemente copiar, pero mejorar lo inmejorable…

Hasta en lo que ahora nos hemos  convertido, en algo,  igual más grande de tamaño  e infraestructura, pero siempre  partiendo de la misma base,  Doña Ana.

Gracias MAMÁ, por darme esta profesión y enseñarme la botica verdadera, sé que tengo la bata algo sucia, intentaré seguir copiándote desde tu farmacia, 

LA BOTICA DE DOÑA ANA

FDO. TU HIJO

.

El Equipo de la botica de doña Ana, está quí para cuidarte y dar el mejor servicio posible

Nuestro fabulosos equipo